Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Observatorio de salud y cambio climático


Fenómenos meteorológicos extremos y riesgos naturales de origen climático

Si bien no se puede establecer una asociación directa entre un fenómeno meteorológico extremo concreto y el calentamiento del sistema climático global, es un hecho que en los últimos 60 años, la frecuencia de los desastres naturales a nivel mundial relacionados con fenómenos meteorológicos extremos se ha más que triplicado y las proyecciones indican que seguirán en aumento.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud solo en 2011 se registraron 332 desastres naturales en 101 países, que fueron la causa de más de 30.770 muertes y de más de 244 millones de personas afectadas.

Estos fenómenos, son objeto de especial atención para la comunidad científica y para las administraciones públicas responsables de su gestión .

Los efectos en salud de estos eventos, están directamente relacionados con el tipo de fenómeno.  Los efectos directos sobre la salud individual y a corto plazo, más importantes, son las lesiones físicas (fracturas, ahogamientos, quemaduras,….) y los fallecimientos.  Los efectos indirectos en salud y de más largo plazo incluyen también aquellos derivados del impacto del evento en los medios naturales y humanos como el agua, el suelo, las infraestructuras,…

La variabilidad extrema de las precipitaciones  afecta a la disponibilidad y al suministro de agua de consumo empeorando en términos generales las condiciones de calidad y aumentando los riesgos para la salud.

  • Se estima que para 2100 el cambio climático habrá ampliado las zonas afectadas por sequías, duplicando la frecuencia de sequías extremas, y multiplicando por seis su duración media [1]. Las sequías pueden aumentar las enfermedades de transmisión hídrica, otras enfermedades transmisibles, desplazamiento de población para buscar agua y en algunos contextos violencia derivada de la escasez del recurso hídrico.

  • En el caso de riadas o inundaciones, los sistemas de suministro y las infraestructuras de distribución del agua pueden verse afectadas con el consecuente impacto en la calidad del agua de consumo y el aumento del riesgo de contaminación biológica o química. Estos eventos pueden también tener efectos en salud mediados por la presencia de vectores transmisores de enfermedades que según el evento y el área geográfica puede favorecer su cría y reproducción. Otros efectos en salud físicos y psicológicos son derivados de condiciones de vida precaria tras el evento como pérdida de viviendas, de infraestructuras de atención sanitaria y de transporte, de albergue, ….

El descenso de las temperaturas y de las precipitaciones disminuyen la productividad agropecuaria provocando escasez de alimentos. Se estima una disminución de hasta un 50% para 2020 en algunos países africanos. Como consecuencia de ello, se prevé aumento de la desnutrición y malnutrición que actualmente causan 3,5 millones de muertes anuales [2].

A las pérdidas humanas y económicas hay que añadir la degradación del entorno natural que acompaña a los desastres naturales [3]  como confirman, por ejemplo, los grandes incendios forestales que están fuertemente determinados por el impacto de la sequía y las olas de calor, para las que se prevé un aumento sostenido en el futuro.

En España hasta la fecha no se producen estos fenómenos meteorológicos extremos con tanta frecuencia como en otros países de nuestro entorno.

Las Administraciones Públicas proveen recomendaciones generales a la población para la protección de la salud y la prevención de los efectos de estos eventos .

   

Volver a "Impacto en salud"

 

[1] Arnell N.W. Climate change and global water resources: S.R.E.S. (emissions and socio-economic scenarios). Global Environmental Change – Human and Policy Dimensions, 2004, 14:31–52.

[2] Confalonieri U. et al. Human health. In: Parry M.L. et al., eds. Climate change 2007. Impacts, adaptation and ulnerability. Cambridge, CambridgeUniversity Press, 2007, 391–431 (Contribution of Working Group II to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change).

[3] Rudowitx R., Rowland D. and Shartzer A. (2006) Health Care In New Orleans Before And After Hurricane Katrina, Health Affairs, 25(5), 393-406.

 

Certificado W3C Valid WAI Doble-A. (Se abrirá en una ventana nueva) Certificado W3C Valid XHTML. (Se abrirá en una ventana nueva) Certificado W3C Valid CSS. (Se abrirá en una ventana nueva)

Cuidemos la salud y el medio ambiente.

No imprima si no es necesario.

oscc@msssi.es

Declaración de Accesibilidad